martes, 29 de abril de 2014

A Tres Grados de Kevin Bacon

A partir del final de la Gran Guerra, la que después pasaría a llamarse la Primera Guerra Mundial, empezó a hacerse evidente que este turbulento mundo nuestro se estaba haciendo cada vez más y más pequeño. Los avances en las tecnologías de la información y la comunicación, el abaratamiento y rapidez de los transportes, los viajes como algo cada vez más cotidiano, el fluido comercio internacional… todos eran factores que presagiaban la globalización actual, y que acortaban las distancias entre personas a nivel de relaciones sociales, a pesar de las grandes distancias físicas entre ellas. El primero en manejar el concepto de los seis grados de separación fue el escritor húngaro Frigyes Karinthy, que en un relato corto de 1929 titulado Cadenas hablaba de la posibilidad de que todas las personas del mundo estén relacionadas entre sí por cadenas de no más de seis eslabones cada uno de los cuales une a dos amigos o conocidos. Éste fue el punto de partida de multitud de investigaciones científicas en el campo de la Teoría de Redes, algunas de las cuales recibieron el nombre de Experimentos del Mundo Pequeño.
 
 
El autor John Guare se basó de nuevo en este concepto para escribir su obra de teatro Seis Grados de Separación, de 1990, y la película del mismo título de 1993, protagonizada por Will Smith, que interpretaba en ella a un supuesto hijo de Sidney Poitier. A principios de 1994 el también actor de cine Kevin Bacon alardeó en una entrevista de promoción de que había trabajado con casi todo el mundo de la industria de Hollywood… Poco después, tres estudiantes del Albright College en Pensilvania le dieron otra vuelta de tuerca a la idea de Karinthy y crearon el concepto de los seis grados de separación de Kevin Bacon, que al principio no le hizo mucha gracia al actor, aunque más tarde se unió a la broma (y no le ha ido mal desde entonces, a pesar del sambenito).
El juego, que pone a prueba los conocimientos de los participantes sobre cine, se basa en proponer cualquier nombre de un actor (o actriz) y encontrar una serie de otros actores que lo relacionen con Kevin Bacon, de manera que los nexos de unión consistan en haber estado juntos en el reparto de la misma película. Además, cuanto menor sea la cantidad de películas utilizadas, mejor; al mínimo número posible de eslabones de la cadena, de grados de separación, se le denomina el número de Bacon del actor o actriz en cuestión. Por tanto, el único con un número de Bacon de 0 es Kevin Bacon, y todos los que han participado en una película en la que aparece Kevin Bacon tienen un número de Bacon de 1. Parece ser que de los aproximadamente 800.000 actores y actrices de todo el mundo incluidos en la Internet Movie Database, sólo un 10% tienen un número de Bacon superior a 6 o no están conectados al protagonista de Footloose en modo alguno; los valores más altos descubiertos hasta ahora rondan el 11 ó 12, pero hay muy pocos de estos casos.
Utilizando la información de la IMDb, un tipo de la Universidad de Virginia diseñó el llamado Oráculo de Bacon, una aplicación informática que te permite averiguar las conexiones posibles y el correspondiente número de Bacon de cualquier actor incluido en la base de datos de forma automática, sin necesidad de saber mucho sobre cine. De modo que hace poco se me ocurrió la idea de consultar el Oráculo buscando ejemplos lo más raros y variopintos posibles, para ver cuál era el número de Bacon más alto que podía encontrar… Os lo recomiendo si en un momento dado os aburrís y no tenéis nada que hacer; está muy bien para pasar la tarde.
 
 
Os pongo un ejemplo: podemos calcular el grado de separación de Charles Chaplin con Kevin Bacon. Chaplin, aparte de dirigirla, hizo un cameo en La Condesa de Hong Kong, de 1967, con Tippi Hedren, y a su vez la madre de Melanie Griffith ha trabajado hace poco, en 2012, en la peli Jayne Mansfield’s Car, en la que aparece también… efectivamente: Kevin Bacon. Así pues, hay sólo dos películas enlazando a ambos, con lo que el número de Bacon del creador de Charlot es 2. Veamos todo esto de forma resumida:
-Charles Chaplin (La Condesa de Hong Kong, 1967) Tippi Hedren (Jayne Mansfield’s Car, 2012) Kevin Bacon: Grado 2
Con grandes estrellas del cine como Chaplin es esperable obtener números bajos, aunque sean de la época clásica… He aquí otro ejemplo:
-Greta Garbo (Romance, 1930) Rolfe Sedan (El Jovencito Frankenstein, 1974) Michael Fox (Quicksilver, 1986) Kevin Bacon: Grado 3
Incluso si nos remontamos al cine mudo vemos que es relativamente sencillo encontrar una conexión:
-Harold Lloyd (Luke’s Trolley Troubles, 1917) ‘Snub’ Pollard (Cazador de Forajidos, 1957) Betsy Palmer (Viernes 13, 1980) Kevin Bacon: Grado 3
-Rodolfo Valentino (Más Fuertes que su Amor, 1922) Gertrude Astor (Calling Homicide, 1956) Wally Rose (Homicidio en Primer Grado, 1995) Kevin Bacon: Grado 3
El juego resulta muy fácil con estrellas actuales de Hollywood, aunque sean más jóvenes que Bacon:
-Scarlett Johansson (Causa Justa, 1995) Ed Harris (Apolo 13, 1995) Kevin Bacon: Grado 2
Para alguien tan poco relacionado con el mundo del cine como Miley Cyrus, encontramos el eslabón antes de que se convirtiera en Hannah Montana (y mucho antes de que se convirtiera en una petarda):
-Miley Cyrus (Big Fish, 2003) Joanne Pankow (Mi Amigo Ricky, 1997) Kevin Bacon: Grado 2
¿Y para alguien todavía más joven? Probemos con un niño que por ahora sólo ha aparecido en una película (interpretando el personaje de Benicio en la estupenda Drive):
-Kaden Leos (Drive, 2011) Ryan Gosling (Crazy, Stupid, Love, 2011) Kevin Bacon: Grado 2
Vayamos ahora hacia atrás en el tiempo, y busquemos a alguien bastante más friki, como por ejemplo Ed Wood:
-Edward D. Wood Jr. (Plan 9 del Espacio Exterior, 1959) Gloria Dea (Una Razón para Vivir, 1952) Harry Bellaver (Finalmente Héroe, 1980) Kevin Bacon: Grado 3
¡Alucinante! Hasta los personajes más insospechados están relativamente cerca de Bacon…
 
 
Pero hasta el momento esto ha sido demasiado fácil… Salgamos de Hollywood y relacionemos a Kevin con distintos actores españoles; seguro que ahora hacen falta más de tres eslabones:
-Pepe Isbert (El Fantasma y Doña Juanita, 1945) María Cañete (La Corona Negra, 1951) Vittorio Gassman (Sleepers, 1996) Kevin Bacon: Grado 3
¿Hace un momento he dicho actores? No sé si los dos siguientes entrarían en esa categoría:
-Enrique del Pozo (Las Aventuras de Enrique y Ana, 1981) Achero Mañas (1492: La Conquista del Paraíso, 1992) Kevin Dunn (El Último Escalón, 1999) Kevin Bacon: Grado 3
-Jesús Vázquez (Aquí, el que no Corre… Vuela, 1992) Santiago Álvarez (Siesta, 1987) Ellen Barkin (Diner, 1982) Kevin Bacon: Grado 3
¿Estará igual de próximo a Bacon el niño de Manolito Gafotas?
-David Sánchez del Rey (Manolito Gafotas, 1999) Gloria Muñoz (La Vida Inesperada, 2013) Jason Leal (R.I.P.D., Departamento de Policía Mortal, 2013) Kevin Bacon: Grado 3
O cojamos a un monologuista que sólo ha hecho un largometraje por ahora, este mismo año:
-Dani Rovira (Ocho Apellidos Vascos, 2014) Clara Lago (Welcome to Harmony, 2014) Jeffrey Donovan (Sleepers, 1996) Kevin Bacon: Grado 3
Ésta última ha entrado un poco por los pelos, porque Welcome to Harmony todavía no se ha estrenado, pero bueno, aceptamos pulpo…
Y vamos con el más difícil todavía. Ya que los actores españoles (y los famosillos patrios actores en sus ratos libres) también parecen estar bien conectados con la industria americana, probemos con actores y actrices valencianos menos conocidos a nivel nacional. Comenzamos con una actriz más seria y solvente, con la que yo he coincidido además en algún que otro sarao:
-Rosana Pastor (The Commissioner, 1998) James Faulkner (X-Men: Primera Generación, 2011) Kevin Bacon: Grado 2
¡Joder, su número de Bacon es 2! De repente hasta yo mismo me siento un poco más cercano a Kevin… Y ahora, otro de la terreta que no es que fuera actor, actor, pero que era muy conocido por aquí:
-Joan Monleón (Visanteta, Esta-te Queta, 1979) Willy Montesinos (Sangre y Arena, 1989) Sharon Stone (Él Dijo, Ella Dijo, 1991) Kevin Bacon: Grado 3
El de la Paella Rusa, solamente a tres grados de Kevin Bacon… Esta revelación, junto con el visionado de algunas escenas de Visanteta o de Sangre y Arena, están convirtiendo esto en una experiencia muy surrealista.
 
 
Para terminar, intentemos encontrar números más altos con distintos actores de procedencia internacional. Empecemos por lo fácil:
-Bruce Lee (Marlowe, Detective Muy Privado, 1969) Buddy Garion (Nuevos Cineastas, 1989) Kevin Bacon: Grado 2
Vámonos hacia el sur, hacia las soleadas costas de Méjico, y veamos cuán lejos de Bacon está el Chapulín Colorado:
-Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ (El Cuerpazo del Delito, 1970) Elsa Aguirre (Gigante, 1956) Barbara Barrie (End of the Line, 1987) Kevin Bacon: Grado 3
Yo realmente alucino en colores… Seguimos hacia el sur y llegamos a la Argentina, donde uno de los Luthiers también ha hecho sus pinitos en el séptimo arte:
-Marcos Mundstock (Quebracho, 1974) Héctor Alterio (Antonieta, 1982) George Belanger (Cuatro Vidas, 2007) Kevin Bacon: Grado 3
Cambiemos otra vez de continente. El psicópata listo de la versión austríaca de Funny Games no puede estar tan cerca de Bacon:
-Arno Frisch (Angel Express, 1998) Wilfried Hochholdinger (X-Men: Primera Generación, 2011) Kevin Bacon: Grado 2
¡Nada, que no hay manera! Gastemos nuestro último cartucho con una peli alemana de la época muda… Probemos con el actor que interpretó a Nosferatu:
-Max Schreck (Donogoo Tonka, 1936) Herbert Weissbach (Ein Mädchen aus Flandern, 1956) Maximilian Schell (Ídolos, Mentiras y Rock&Roll, 1997) Kevin Bacon: Grado 3
¡Increíble! ¡El número de Bacon es siempre 2 ó 3, por rara que sea la elección! ¡Os juro que he hecho bastantes pruebas más y no he conseguido encontrar ningún caso de 4! Y no sólo eso: si la primera opción no te gusta, el Oráculo te permite ver otras posibilidades de conexión, y a veces hay hasta quince o veinte distintas, todas con número 3 o menor, incluso en los casos más raros, buscados a mala leche. ¡Flipante! Pero echemos una de cal y otra de arena: tengo que reconocer que en algunos de los ejemplos anteriores los actores que participan en la misma película no llegan a compartir ninguna escena, o uno de ellos sólo hace un papel muy secundario, o incluso una fugaz aparición con una sola frase… Se pueden buscar conexiones usando actores más conocidos, y con parejas que compartan protagonismo en cabeza de cartel del reparto, que siempre queda más bonito y más elegante (aunque haga aumentar el número de eslabones); pero eso requiere pensar y buscar más, y yo no tengo tanto tiempo libre para escribir las entradas del blog, así que lo siento, pero otra vez será.
 
 
Con lo visto hasta aquí, la cosa podría quedar en una anécdota curiosa, en un pasatiempo divertido, que no es moco de pavo; pero tratemos de ir un poco más allá… Tomando el juego como excusa y utilizando la idea de conectividad en la que se basa, Kevin Bacon creó en 2007 la fundación Six Degrees para animar a la gente a participar en iniciativas solidarias y a ayudar a los demás de una u otra forma, fortaleciendo así el tejido social. La premisa de la que parte es la de que todos estamos unidos por hebras invisibles y nuestras acciones, por pequeñas y sencillas que parezcan, afectan a otras personas, cercanas o lejanas, tanto para bien como para mal; por tanto, tenemos que hacer lo posible por cuidar los unos de los otros. Bacon ha cogido la broma y le ha dado la vuelta, aprovechándola para dar visibilidad a la parte seria del asunto… Me quito el sombrero.
Es curioso que en informática se use a veces el término “Kevin Bacon” para referirse a los nodos de conexión importantes de la World Wide Web… Estudios recientes han estimado que dos contenidos cualesquiera de Internet están separados siempre por menos de diecinueve clicks; y ahora, gracias a las redes sociales virtuales, casi todos nosotros (no sólo los héroes del celuloide) estamos a cuatro o cinco grados de separación unos de otros. Como decíamos al principio, el Mundo en general, al igual que el mundo del cine, es más pequeño de lo que nos imaginábamos. Y no sólo pasa con las personas, sino también con el resto de animales, las plantas e incluso las rocas y la tierra del Planeta en que vivimos. Todo está conectado e interrelacionado, tanto a través del Tiempo como a través del Espacio. Este tema, sin duda, da para mucho más que una entrada, así que tarde o temprano seguiremos hablando de ello, y seguiremos atando cabos.

6 comentarios:

Héctor dijo...

Magnífico artículo Kalonauta, mira que me he podido reir leyéndolo. Ya conocía esta historia del oráculo de Bacon, pero me sigue resultando increíble lo conectado que está todo. Yo, por mi parte, no he podido evitar la tentación de consultar el oráculo, y con resultados sorprendentes. Te cuento.

En 2010 escribí y dirigí un cortometraje llamado 'Mañana' para una escuela de cine de Valencia, y conté como protagonista del mismo con Leandro Espinosa, actor cubano con gran experiencia en teatro y televisión en su país natal. Buscando un poco por la red, he visto que Leandro compartió protagonismo en otro cortometraje con la guapísima (y también cubana) Ana de Armas, así que no he podido resistirme a acudir al oráculo de Bacon para averiguar mi grado Bacon. Ahí va:

Héctor Gómez (Mañana, 2010) Leandro Espinosa (Ánima, 2009) Ana de Armas (Una rosa de Francia, 2006) Álex González (X-Men: First Class, 2011) Kevin Bacon.

¡Así que tengo un nada despreciable Grado 4 con Kevin Bacon!. Hay cierta trampa al incluir cortometrajes en la propuesta, pero yo creo que aceptamos barco, ¿no?

Gracias por escribir estos artículos, y todos los demás. Uno se divierte mucho y aprende todavía más. Nos vemos pronto, un abrazo!

Cancro dijo...

Qué tal.

Genial entrada. Me encanta!

Como ya hemos comentado alguna vez ya sabes que tengo algunos conocidos que se dedican al mundo del cine "Hollywoodiense" y gracias a ello estaría a 2 grados de Kevin Bacon, jaja, es increible!

Te dejo este regalo por aquí.

naturalesprofe dijo...

Muy divertido Kalonauta!
Un amigo mio y yo tuvimos nuestra época con el oráculo. Hay que ir muy a mala leche para conseguir más de 3.
A título anecdótico. Benito Pocino (Mortadelo en La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón), tiene un grado 2!!!!

Kalonauta dijo...


Gracias por vuestros comentarios, Héctor, Cancro y Rojo. Me alegro de que os haya gustado la entrada.

En cuanto a lo de hacer trampa o no, es todo bastante relativo... Las reglas del juego tal y como las plantea el Oráculo de Bacon implican sólo a actores y actrices registrados en IMDb, pero sí se pueden incluir cortometrajes en la búsqueda, y de hecho están incluidos por defecto en el programa.

Si seleccionas la opción de propiedades avanzadas, te aparece abajo una lista de géneros y formatos que puedes incluir o excluir de las búsquedas: drama, acción, comedia, cortometraje, documental, etc. Es posible que os hayáis fijado también en que los elementos de cada cadena explicativa tienen hipervínculos que te llevan directamente a la información de IMDb sobre las películas o los actores correspondientes.

Dejando de lado las reglas del Oráculo, es verdad que el juego se puede probar incluyendo también a los demás miembros del equipo técnico y creativo, como ha hecho Héctor, o incluso dando por válidos los eslabones basados en relaciones no profesionales, como haber coincidido en una fiesta o conocer al primo segundo de una determinada actriz. Pero de todos modos creo que tiene más mérito estar ahí por haber dirigido un corto que por haber ido a una fiesta... y mola aún más si eso te sitúa a dos grados de separación de Ana de Armas. ;-P

En cuanto a tus dos grados de separación con Bacon, Cancro, eso debe significar que ha estado en alguna película donde se daban de mamporros, ¿no? Me lo tienes que explicar con más calma cuando nos veamos.

Y sí, Rojo, tienes razón: a veces la realidad supera a la ficción y da lugar a extraños compañeros de trabajo o, en general, relaciones insospechadas, que son las que hacen que toda la red social mundial esté tan interconectada... Y es bueno que eso sea así; si el mundo estuviese claramente dividido en compartimentos sociales estancos, seguro que habría muchas más injusticias y desigualdades... Es esta interconexión, producida muchas veces por el azar, la que ayuda a limar asperezas entre los distintos grupos humanos.

Me acabo de acordar de que Montserrat Caballé ha estado alguna que otra vez en mi casa cuando era más joven, así que estoy, en cierto modo, a dos grados de separación de Freddie Mercury... La explicación más detallada, tal vez otro día.

¡Saludos a todos!

Noelia dijo...

¡Estupendo blog! Debo decir que, si bien vinculada con el mundo de la cultura, pero no el cine, si cuenta una laaaarga conversación con Ramón Langa o con Carmelo Gómez hace unos cuantos años,o David Trueba el pasado año en mi sala, tengo ¡un grado Bacon 4!, si no son válidos, mis primos se sacaron algo de dinerillo haciendo de extras, así que, si no aceptamos barco pero aceptamos pulpo, Grado 5 :)

Kalonauta dijo...


¡Hola, Noelia!

El Scattergories es nuestro, así que aceptamos barco, no te preocupes... Puedes presumir de un flamante grado 4, que nadie te lo va a echar en cara.

Yo estuve en la mesa redonda el día que vino David Trueba y la verdad es que es uno de estos tíos a los que te pasarías horas escuchando... No lo conozco personalmente, pero parece que tiene la cabeza bien amueblada, me cayó muy bien.

Otro de los que he visto últimamente en las charlas de La Nau y me ha gustado mucho es Santiago Auserón... ¡Además de un poeta es un auténtico sabio! ¡No somos dignos! Más tarde o más temprano acabaré hablando de él en el blog, dadme tiempo...

¡Gracias por el comentario, espero que te sigas pasando por aquí de vez en cuando! :-)